Olipremium cierra su tercera edición. Así lo vivimos

El tercer salón de los Aceites Premium de Madrid, Olipremium, cierra su edición más exitosa.olipremium-1

 

El aceite mal llamado aceite Premium, nosotros preferimos usar el término agronómico Cosecha Temprana, es uno de los mercados que más crece y que más está evolucionando en los últimos años. Una denominación poco reglada ya que no hay nada que distinga a estos aceites y que supone, como ya avanzaba el maestro Marino Uceda en Oleum Xauen, un mercado de oportunidades y al mismo tiempo de amenazas, un mal uso de esta línea de mercado y la poca honestidad para con el consumidor puede acabar con una de las grandes revoluciones oleícolas de las últimas décadas.

olipremium-2016-supremo

Dicho esto, Olipremium se puede decir que ha triunfado, una gran congregación de muchos de los mejores AOVEs de España, desde Baza hasta Mallorca pasando por la Capital Mundial Jaén, que junto con Córdoba aglutinábamos el mayor número de stands en la nueva ubicación de Olipremium, el Hotel Westin Palace de Madrid. Aún así en el salón se pudieron catar variedades tan poco habituales como Farga, Koroneki o nuestra Cornezuelo de Jaén, una de las sensaciones de la jornada en este aterrizaje de Supremo en el salón.

Es cierto que el Salón cuenta con una afluencia muy importante, es de los pocos encuentros profesionales donde prácticamente no hay descanso, todo se aglutina en una jornada y eso hace que todos los visitantes se concentren y hagan que el ritmo del salón sea vertiginoso. Uno de los grandes puntos fuertes que tiene el salón es la visibilidad de profesionales gastronómicos, chefs, blogueros, periodistas y hasta escuelas de gastronomía se interesan por los AOVEs aunque si bien es cierto, a pesar del aviso que el público era estrictamente profesional y de acceso con entrada, esto no sucede, solo así se explica algunos momentos algo sonrojantes que nos tocó vivir a algunos.

olipremium-2016

Los grandes puntos positivos de la cita son, el poder de convocatoria, la excelente organización, el atento trato de todo el personal, no faltó absolutamente nada para los expositores y siempre era fácil encontrar a alguien de la organización para solucionar algún pequeño problema y por supuesto lo mejor, es ver como el sector goza de salud en calidad, es siempre muy agradable intercambiar opiniones con maestros como Rafael de Venta del Barón, Joaquín Claramunt , Cladivm o con todo el equipo de Sabor D´Oro, experiencia y juventud con un solo objetivo: Calidad.

 

Los puntos algo más negativos, que también los hay, la no gestión de un acuerdo con algún parking para expositores, la falta de control por parte de la organización de algunos productos funcionales que responden más a una gestión fraudulenta que un producto real y por supuesta la inclusión en el espacio de un producto tan escandaloso como una cata de quesos que en fase olfativa distorsionaba completamente los aromas de la estrella del salón, el AOVE.

 

Con todo esto debemos de dar una sonora ovación a la organización porque este tipo de eventos ayudan, dignifican y apoyan a los AOVEs, por todo esto y por mil cosas más, nos vemos en 2017.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *